por FULGENCIO FERNÁNDEZ, La Crónica, 17 de octubre de 2009.

Una visión hecha libro y hecha DVD. Un precioso viaje por una tierra llena de magia.

Hemos encontrado un Bierzo en el que la gente está volviendo a los pueblos, hemos pasado de la tendencia a abandonar sus casas al gusto por recuperarlas. Y también hemos encontrado bercianos distintos, gente que ha llegado a lugares como Matavenero o los caboberdianos que han multiplicado su presencia en esta tierra -los cabobercianos- y han tenido hijos y nietos bercianos, como la reina de las fiestas de Bembibre. El Bierzo es multirracial y multiétnico, está vivo, y los bercianos pata negra ya no existen, no es más berciano el que come más botillo, hay muchos bercianos diferentes y todos participan de una misma realidad”. Así resume el periodista y escritor Valentín Carrera las sensaciones que le produjo el viaje que el pasado año 2008 realizó por su tierra para escribir el libro que ayer presentó en El Corte Inglés de León, ‘Viaje interior por la provincia del Bierzo’.

Un libro en edición de lujo, de gran formato, con 500 páginas que incluyen un millar de fotografías de Anxo Cabada, que hizo el recorrido con Carrera y Sandra y Alicia, hijas del escritor, “que nos han venido muy bien como complemento pues nos ofrecen una mirada diferente, más fresca e ingenua, otro mundo”.

Valentín Carrera ya había escrito otro libro ‘similar’ hace veinte años (en 1989) bajo el título de ‘El viaje del Vierzo’. “Son dos libros diferentes. Este de ahora es una especie de segunda vuelta de tuerca pero nada más pues no se repite el itinerario y aunque viajamos otra vez Anxo y yo se puede decir que somos las mismas personas pero somos diferentes, han pasado veinte años y nuestra mirada tiene que ser distinta, como pone de manifiesto, por ejemplo, el hecho de que viaje con mis hijas”.

Una anécdota marca además esta diferencia, el paso del tiempo. “En un viaje previo fuimos a Paradaseca a ver a una señora que nos había tratado de maravilla en 1989. Llegamos allí y preguntamos por ella, nos dijeron que estaba muy enferma y no la pudimos ver; la desilusión fue tan grande que decidimos no volver sobre nuestros pasos pues íbamos a romper la magia de aquel primer viaje y quedarnos con las gentes de antes como eran, recordar a Maruja como era; a ‘La Girona’ de Lombillo, la hermana de Girón, como la mujer que nos hizo un sabroso guiso, etc, y hacer nuestro camino de 2008, con otra gente, otras historias”.

Carrera incide en el título de viaje interior pues “no quiero engañar, no es un libro de viajes al uso, es un recorrido personal, la visión de alguien que ha viajado por por medio mundo y regresa. Es un viaje de lo local a lo global y viceversa, esa síntesis que me hace sentirme universal cuando estoy en el Bierzo y berciano cuando recorro el mundo”.