Un suicidio reglamentario

Mientras los diputados se descalificaban entre ellos en el Parlamento, una pareja agobiada por las deudas se suicidaba en Fontiñas. Carece de mérito adivinar cómo será el pleno del Parlamento Gallego mañana, cuando suban unos y otros a la tribuna, por riguroso turno y tiempos medidos, para aclarar el misterio de las fotos de Feijóo con Marcial Dorado. La profecía es fácil: habrá bronca, palabras subidas de tono, insultos, y tu más, y un par de expulsiones. La derecha monolítica se empeña en que solo se hable de lo políticamente correcto y sin tacos, “como es debido”, catecismo académico...

Read More