Este post se lo voy a dedicar a mi amigo Jaime Barreiro, compañero de tertulias, “con quien tanto departía”. A Jaime y a todos los que aún creéis en la Transición…

La foto es regalo navideño de mi buen amigo Pastor Lorenzo Sola. Hoy sería imposible: ¿Rajoy paseando por Santiago entre dos periodistas, casi sin escolta, tranquilo y escuchando…?

La foto es de 1979-80(?) visita de Adolfo Suárez a Santiago, y no le guía el alcalde ni un catedrático ilustre, sino los dos plumillas más jóvenes del momento. A la izquierda, Caetano Díaz, de El Correo Gallego, tomando notas pitillo en mano. A la derecha, Valentín Carrera muestra a un atento Adolfo Suárez cómo salir del Franco…

Éramos insultantemente jóvenes, querido Jaime, y creíamos en nuestro oficio. Y se hacía periodismo en libertad. La imagen que comparto no es solo un grato recuerdo personal: es una muestra de cordialidad y respeto mutuo, otro talante y otro talento. Un Presidente humano que escucha a dos periodistas desconocidos.

Ahora que gracias a Rajoy hemos vuelto a entrar en el túnel del neofranquismo, que dios y san Francisco de Sales me perdonen, siento bastante asco. Ahora el periodismo libre vuelve a ser más necesario que nunca: “Nos queda la palabra”.