—El Papa Francisco propone incluir en el catecismo el ecocidio y el pecado ecológico

—Los ecocidas del Bierzo hablan de creación de empleo cuando saquean la tierra, alardean de patriotismo y venden la comarca a multinacionales

[…] Ninguna actividad que produzca a la sociedad más gasto y daño que el supuesto beneficio puede considerarse un trabajo digno, ni sano ni sostenible.  Multipliquen la cuenta de los miles de Marianos en todo El Bierzo, y entenderán por qué somos desde los años 70 una sociedad subvencionada, una economía sostenida desde fuera, empobrecida, al tiempo que durante todos estos años hemos exportado energía, electricidad y dinero a espuertas. Un negocio redondo, para otros, no para nuestra comarca.

La Declaración Universal de Derechos Humanos proclamó en 1948 el derecho a un trabajo digno, reformulado en la Agenda 2030 de la ONU, ODS 8, como el Derecho a un trabajo decente. Una labor penosa que provoca al obrero enfermedad y muerte no es un trabajo decente, ni en las minas de oro de Sudáfrica ni en las de antracita del Bierzo ni en los caucheros de la Amazonía.

Como tampoco es digno un trabajo que arrase el Planeta. El Papa Francisco ―mucho me gusta este argentino― acaba de proponer incluir en el catecismo católico el “pecado ecológico”, el ecocidio como «La contaminación masiva del aire, de los recursos de tierra y agua, destrucción a gran escala de la flora y la fauna, y cualquier acción capaz de producir un desastre ecológico o destruir un ecosistema».

Me parece que en El Bierzo tenemos unos cuantos ecocidas: llaman “trabajo” a la esclavitud, hablan de “creación de empleo” cuando saquean la comarca, alardean de patriotismo y se llevan fuera los dividendos o abren las puertas a multinacionales, también ecocidas, al decir de Francisco.

La ecuación de la igualdad y la justicia social pasa por el desarrollo sostenible, empleos de calidad sin dañar el medio ambiente. Para que no se repita la triste historia de miles de Marianos enfermos y una comarca empobrecida, la sociedad berciana debe estar alerta ante el anuncio de nuevos trabajo-basura, ligados a la destrucción y el saqueo colonial como las incineradoras y las nuevas minas que nos amenazan: en vez de carbón, ahora quieren saquear cinc, plomo y plata en Toral y Borrenes. Además de ser un ecocidio, es pecado. #ODSéateBierzo!

Próxima semana: ODS 9, Innovación e infraestructuras

Foto portada: Anxo Cabada.
Leer artículo completo en La Nueva  Crónica.

Enlaces de interés:
Web de la ONU sobre los ODS.
Alto Comisionado de España para la Agenda 2030.