Influencers

En nuestras aldeas era el cura de la parroquia: la autoridad moral que dictaba a la comunidad las normas de conducta. Esto sí, esto no, con un control directo de las conciencias —y sobre todo de la sexualidad— a través de la confesión, ese psicoanálisis casero inventado por la Iglesia mucho antes de que naciera Freud. Podemos imaginar la misma función a cargo del brujo de la tribu. Un poder casi absoluto basado en el control de las conciencias. Cuando estuve en el Amazonas conviviendo con los yaguas —en 1978, entonces yo quería ser el antropólogo Malinowski—, el chamán...

Read More