Lecio de Ancares: árbol de agua

Cuando los ecologistas defendemos la vuelta a los orígenes, la vida natural, en armonía con la Naturaleza, no pretendemos —ahórrense las chanzas— que nuestros hijos vivan con las penurias de nuestros abuelos. Al contrario, se trata de encontrar el punto de equilibrio entre el respeto a la Tierra y el uso racional de sus recursos. Esta es la reflexión que me hago mientras subo en coche desde Villafranca por las estrechas y mágicas carreteras que conducen al corazón de Ancares. Me pregunto cómo será posible conservar, sin habitantes, este paraíso cuya densidad de población es similar a la de...

Read More