Poner las barbas del PP a remojar

[…] Mientras la derecha acude a votar disciplinadamente —eso sí, sin meterse en política, como en los referéndums de Franco—, la izquierda crítica, lorquiana, revolucionaria, discutidora y cainita, sigue tocándose los huevos de la abstención, solo por ver pasar por delante de su puerta el cadáver de Susana. Otra importante lección desde Andalucía. En resumen: el duopolio PSOE-PP tiene las horas contadas, igual en Sevilla que en Valladolid. La madrastra Susana fue la última en enterarse de que se había muerto Blancanieves. El popular Juan Vicente Herrera, sin embargo, hace tiempo que lo sabe y por eso se va...

Read More