Cuando las barbas de Victorino veas pelar, pon tus neumáticos a remojar

Si no hubiera sido por la denuncia y la apelación de Ecologistas en Acción, el asunto estaría sobreseído y otro empresario negligente se habría ido de rositas con un millón de euros en el bolsillo. Los jueces, la Fiscalía General y los fiscales de medio ambiente, el SEPRONA de la Guardia Civil y las autoridades civiles, eclesiásticas y militares llevan décadas mirando para otro lado en materia de delitos ecológicos sangrantes, perpetrados por empresarios sin escrúpulos, pero el miedo ha comenzado a cambiar de bando. No hay que ser Sherlock Holmes para ver los delitos ecológicos de las minas...

Read More