El Gatopardo se sienta en el banquillo de Palma

Los lectores y lectrices de esta modesta columna saben que con frecuencia empleo la ironía y...

Lee mas