El perro de Aguirre

Gracias a la crisis ha mejorado la calidad de vida del perro de doña Esperanza Aguirre. Esta señora, que es una sinvergüenza con premeditación y alevosía, además de ensuciar diariamente la vida pública, presume de que, por la crisis, su perro ya no come croquetas de perro, sino «las sobras de nuestra comida». Igual que el perro de doña Esperanza, miles de personas en este país y en el mundo comen cada día «las sobras de nuestra comida». La sola forma de decirlo, en quien tiene responsabilidad política, muestra un desprecio a los demás y una soberbia incompatibles con...

Read More