Dos millones de gallegos no confían en la rana

El profesor de Matemáticas planteó un sencillo problema a los alumnos. Una rana tiene que cruzar una piscina olímpica de 100 metros de largo. Considerando que en cada salto avanza 0,5 metros, ¿conseguirá la rana salvar la piscina? Las respuestas no se hicieron esperar: los estudiantes calcularon cuántos saltos eran necesarios, algunos desconfiaron de una respuesta matemática tan simple; los díscolos de la clase cuestionaron la posibilidad de que la rana hiciera pie, pudiera nadar un poco o darse impulso suficiente sobre el agua para el brinco siguiente; otros, en fin, pensaron que la rana se agotaría antes de...

Read More