Sandra contra el Emperador de Todos los Males

Mientras escribo estas líneas —que entenderéis no son fáciles, vengo aquí a desnudarme—, mi hija Sandra pelea sin tregua contra el Emperador de Todos los Males: el cáncer. Escribo en su cuarto de estudio: las paredes pintadas con grafitis, dibujos, poemas, firmas de los amigos y amigas que han ido pasando por casa desde que Sandra era un pequeño Koala que trepaba ágil por mi tronco, piernas y brazos, y se aupaba al cuello de las cosquillas, y no había manera de soltarla… como ahora se encarama al árbol metálico del que cuelgan las bolsas de quimio y suero,...

Read More