Vendimia

El jueves estuve vendimiando en Corullón, en el paraje del Ferro, cerca de la Peña del Seo, donde la mirada domina todo el valle del Bierzo: un lujo. Es verdad que fui con zapatos limpios, pantalón de tergal, camisa de Coleta-morado, gafas de sol y visera de Fórmula 1: lo que se dice un auténtico vendimiador. Bajo el disfraz urbanita iba el vendimiador que fui de niño, sucio de tierra y mosto, bendita suciedad que lavaba al día siguiente el primer rocío de la mañana. Recuerdo con nitidez ir con el abuelo Samuel en un carro de vacas a...

Read More