Carro Celada: La enciclopedia berciana de mi niñez

[José Antonio, primero por la derecha, con unos amigos en los años setenta. Web Colegio San Ignacio] Del centenar de maestros y profesores, desde las primeras letras hasta el doctorado, agradezco a todos lo mucho o poco que aprendí o me enseñaron; pero apenas media docena dejó una huella indeleble. Uno, que orientó mi vocación de periodista, llevaba décadas anotado en mi agenda cual cita pendiente, “cuando vaya a Madrid, tengo que llamarle”, hasta que días atrás, decidido de una vez por todas, pedí su teléfono al amigo Gundín: -José Antonio murió hace años –fue su respuesta desconsolada y...

Read More