Okupa en el Obradoiro

Con una prenda de abrigo, por si acaso, y cuatro sacos de dormir bajo el brazo, llegamos la noche del sábado, más contentos que contentos, a la plaza do Obradoiro, dispuestos a sumarnos, a compartir una noche, a darnos calor, a indignarnos lo bastante. Salvo un poco de viento Norte, el atardecer era perfecto y la acampada tenía cierto aire hippy, ingenuo. Habíamos estado varias veces allí sentados, cantando, escuchando los improvisados alegatos de voluntarios y espontáneos. Pero esta vez íbamos a dormir, de modo que nos acercamos “a identificarnos” ante el toldo de Información. -¿Podemos quedar a dormir?...

Read More