Sir Walter Scott en Carucedo

Martes romántico con Enrique Gil (10) Háganme caso, viajen. Enrique Gil fue un viajero incansable; no dejó de viajar en los cortos e intensos diez años que vivió, desde que dejó El Bierzo y se fue, primero a Valladolid y luego a Madrid, hasta su muerte en Berlín recién cumplidos los treinta años. En primer lugar, viajó mucho por su tierra y es el primer viajero berciano y leonés: sus artículos sobre Las Médulas, Astorga o la catedral de León permanecen como modelos; pero viajó por Castilla y el norte de España, Barcelona, París… Berlín: estudiando la industria, las...

Read More