Maky mar adentro

Pronto hará un mes que Maky no está entre nosotros. Me resisto a escribir obituarios, pero la muerte es terca y nos persigue los talones. “Se muere gente que nunca se moría”, decía con sorna Nano, que también se fue y a quien debo tantas tertulias y recuerdos. A Jose y a mi nos dejó paralizados, la palabra suspensa en el aire, y aún no hemos sido capaces de volver a la mesa que solíamos compartir, largas horas conversando, una vez por semana, durante tantos años. Nos disgustan las necrológicas por la pérdida de alguien querido y por la...

Read More