Hablemos de las almóndigas

Dice mi ordenador, que es quien lleva la cuenta, que este es el artículo número 40 desde que comenzó en La Nueva Crónica la andadura del blog Arriba las ramas: cuarenta semanas abriendo esta ventana de los lunes para ventilar las estancias cargadas de malos olores y respirar juntos aire limpio. Como la semana ha sido intensa, me permitirá, señor director, que hoy evite los crematorios y los temas escabrosos, y rinda un pequeño homenaje a las almóndigas. —¿Quieres llevar unas albóndigas? —me asalta mi madre, con el táper en la mano. La pregunta es retórica pues da por...

Read More