―Expertos en biodiversidad piden una moratoria eólica urgente por principio de precaución

[…] Una investigación de la Universidad de Salamanca constata que en los pueblos afectados por un parque eólico, el valor de las casas baja un 30%, se duplica la despoblación y el turismo rural desaparece. León vaciado, crucificado y electrificado.

 Todo esto no es energía renovable ni sostenible ni transición justa, sino capitalismo salvaje en estado puro, alentado por un Plan Nacional de Energía y Clima ―y por el Real Decreto 23/2020―, que permite una oferta eólica desorbitada en toda España, sin planificación y sin adecuada evaluación ambiental. Frente a esta burbuja especulativa, urge una moratoria para proteger la biodiversidad y el paisaje, con base legal en el principio de precaución del Derecho Comunitario (art. 174.2 del Tratado CEE), como piden Luis Bolonio y un grupo de expertos en un reciente artículo en elDiario.es, de lectura necesaria: Biodiversidad, ¿la gran perdedora de la transición energética?

Las zonas más ricas en biodiversidad y más hermosas de nuestra provincia están en peligro. Ya soportan demasiadas agresiones: más de 6000 molinos en toda la cordillera noroeste, incendios forestales, minería a cielo abierto. Saquen sus sucias manos y sus palas devastadoras de nuestra tierra. Frente a las amenazas a La Cabrera y a la Montaña Central Leonesa, es hora de salir a la calle y decir a los especuladores y a los consejeros que los protegen: ¡Aquí no!

Leer artículo completo en La Nueva Crónica.

Seguir en Facebook la Plataforma por el futuro de la Montaña Central Leonesa.

Parques eólicos en la provincia de León (infografía de Diario de León):