¿Por qué no se dejan de cucamonas y hacen unas primarias de verdad, a la francesa, abiertas a todos sus militantes y simpatizantes?

Soportamos unas castas malacostumbradas a reírse de nosotros con un cinismo y una capacidad para la mentira ciertamente indescriptibles. Habrán oído en los noticiarios algo acerca de no se qué de unas primarias de los socialistas gallegos. “El PSdeG provoca un cisma en Ferraz”, se encienden todas las alarmas, Ibarra el Algarrobo se cabrea, Curro Jiménez Griñán apostado en Sierra Morena, Rubalcaba se enroca. Una risa.

Estos señores, en lugar de hablar de cosas serias, hablan de su ombligo e, incluso así, mienten. Díganme si no es grave que, ante un desplome electoral del PP en Madrid, como pronostica Metroscopia, el PSOE caiga aún más y descienda a los abismos. ¡Con la que está cayendo y desgasta más la oposición que el poder! Maquiavelo y Andreotti se revuelven en sus tumbas.

Volvamos a Galicia: El Comité Nacional del PSdeG-PSOE tiene 402 miembros, de los cuales hace pocos días votaron a favor de una propuesta de su secretario general, Pachi Vázquez, exactamente 131, el 32,5%. Es decir, 271 vocales del Comité (el 67,5%) no han apoyado la propuesta de su líder máximo. Un tercio a favor y dos tercios no: pasan, no votan, no asisten, se ausentan ostentóreamente… en fin, parece la comunidad de vecinos de Montepinar [La que se avecina].

Pues Pachi Vázquez, cada vez que le ponen la alcachofa, dice que tuvo el apoyo del 95% y se queda más ancho que Trillo cuando conquistó Perejil. Se lo escuché de madrugada en una tele y al alba, con viento de Levante, en una radio. Este mismo Pachi ya se había comprometido públicamente a hacer primarias antes de las elecciones gallegas (Octubre 2012) y se burló de todos. Decapitó todo conato crítico, cargándose a Lage, Barcón, Leiceaga, Rego, etc.; e hizo las listas “primarias” a su antojo. Cosechó el peor resultado de la historia del PSdeG y volvió a reírse, aunque el asunto no tiene pizca de gracia. Anunció un congreso extraordinario en julio y, como buen trilero, ya lo cambió a septiembre. Para entonces, habrá cumplido casi un añito interino. ¿Se acuerdan de aquel cómico, Joe Rígoli, Felipito Takatún?: –“Yo sigo”.

El PSdeG tiene en Galicia unos 10.000 afiliados; sobre un censo de 1.467.000 votantes, tocamos a 0,0068 socialista gallego per cápita. Es lo que se llama un partido implantado en la sociedad. Siguen aferrados a sus poltronas las mismas caras “primarias” de hace veinte o treinta años: Orozco, Bugallo, Caballero, Blanco, Vázquez, Romeu, Moreda, Losada, todos ellos unos cracks adorados por las bases, dispuestos, igual que Pachi, a competir en listas abiertas en una votación real y democrática, abierta a simpatizantes, a la francesa, en la que puedan participar no solo los 700 delegados que quiere Pachi, ni los 1.000 que piden los críticos, ni tampoco los 10.000 afiliados que deberían tener ese elemental derecho al voto directo y secreto, sino los 293.671 votantes socialistas en Galicia.

¿Quién les tiene miedo?

Imagen: diario.es
Leer en Xornal Galicia
Leer en El Semanal Digital