¿Les dice algo este nombre?

A mí no, hasta que Isla me sorprendió tarareando “…libre, como el sol cuando amanece yo soy libre, como el mar, como el ave que escapó de su prisión y puede al fin volar…

-¿Sabes a quién está dedicada?
-Ni idea.

Mi ignorancia es como el poder divino, infinita. Entonces, Isla me contó la historia de Peter Fechter, el primer alemán que murió [quiero decir que fue asesinado] saltando el muro de Berlín, el 17 de agosto de 1962. Tenía 18 años.

Otras 269 víctimas fueron abatidas en el corredor de la muerte, cerca de Checkpoint Charlie, donde Peter se desangró a la vista de todos –“tendido en el suelo se quedó, sonriendo y sin hablar; sobre su pecho, flores carmesí brotaban sin cesar…”–, sin que nadie, soldados, periodistas, ciudadanos presentes dieran un paso, paralizados por el miedo.

Diez años después, Armenteros y Herrero escribieron para Nino Bravo Libre, que en los últimos años del franquismo fue un himno a la libertad. La hemos cantado alrededor de una hoguera, en la lucha y en la ducha, es parte de nuestra memoria adolescente pero faltaba la pieza clave del puzzle. Peter Fechter es el dato que se calla, el silencio cómplice, el abuelo enterrado en la cuneta que ni se menciona, el aborto clandestino, el hijo oculto del rey que nos recuerda que no existen hijos ilegítimos ni bastardos, sino padres bastardos.

Libre grita que no hay personas ilegales, sino fronteras bastardas, muros de la vergüenza en Berlín, Gaza, Melilla o los 600 Kms. de alambrada entre USA y Tijuana, donde han muerto 3.000 mexicanos pobres. No necesitamos detectores ni equipos de visión nocturna, sino derribar los muros, como cantaba Víctor Jara, “a desalambrar, a desalambrar”, empezando por los miedos interiores.

Hace poco el castigo físico en las escuelas era “normal”; hoy produce horror. Hay quien siempre encuentra disculpa miserable para el rey bastardo, la violencia doméstica o la corrupción, y se atrinchera con su miedo entre alarmas, cuchillas y concertinas. Pero ningún muro podrá detener a Peter Fechter, volando ¡Libre!, como el ave que escapó de su prisión.

La Nueva Crónica, 29 de junio de 2014
Peter Fechter
Nino Bravo y el muro de Berlín

Nino Bravo canta Libre (v. o.):

Video sobre Peter Fechter: