—La Agenda 2030 señala el camino para acabar con el hambre y la pobreza y salvar el Planeta.

—“Sin Excusas”: la ONU te regala la Guía de los vagos para salvar el mundo.

 

Preside la sala de La Moncloa donde se celebran las ruedas de prensa del Consejo de Ministros y lo lleva en la solapa Pepu, Pepu Hernández, exseleccionador nacional de baloncesto y ahora candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid. ¿Qué es lo que llevan en la solapa Pepu, la empresa Acciona y la nigeriana Amina J. Mohammed, Vicesecretaria General de las Naciones Unidas? La insignia mágica: el rosco de los ODS, la pizza arco iris de la Agenda 2030.

Comencemos por la Wikipedia: los Objetivos de Desarrollo Sostenible —ODS en castellano y SDG, Sustainable Development Goals, en inglés— son el programa aprobado por la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015, firmado por 193 Estados miembros, que entró en vigor el 1 de enero de 2016. De algún modo hereda o da continuidad a los ODM, Objetivos de Desarrollo del Milenio, ocho objetivos de desarrollo humano que debían haberse alcanzado en el año 2015. Aunque hubo progresos significativos en algunos países, el balance de los ODM es agridulce y la dura realidad del hambre, la enfermedad, el analfabetismo o la contaminación han obligado a los Estados miembros a reiniciar la agenda. “De buenos propósitos, está empedrado el infierno”, dice el refrán.

La nueva Agenda de Desarrollo Sostenible, conocida como Agenda 2030, incluye diecisiete objetivos que se concretan en 169 metas, cuyo grado de cumplimiento se mide con un marco estadístico de 300 indicadores a nivel mundial, todo ello bajo el paraguas de la ONU. Los diecisiete objetivos son: 1: Poner fin a la pobreza en todo el mundo. 2: Poner fin al hambre y promover la agricultura sostenible. 3: Garantizar una vida sana. 4: Garantizar una educación inclusiva. 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible. 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura y sostenible. 8: Promover el crecimiento económico sostenido. 9: Promover la industrialización inclusiva y sostenible. 10: Reducir la desigualdad en y entre los países.  11: Lograr que las ciudades sean inclusivas, resilientes y sostenibles. 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. 14: Conservar los océanos y los mares. 15: Proteger y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación. 16: Promover sociedades pacíficas. 17: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

En España, tras la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, se ha creado un Alto Comisionado para la Agenda 2030, bajo la dependencia directa del Presidente del Gobierno, para coordinar todas las actuaciones como país encaminadas al cumplimiento de los ODS.

Tanto la web de la ONU como la web española de la Agenda 2030 contienen toda clase de materiales, especialmente didácticos, e invitaciones a la acción: sin perjuicio de la responsabilidad de la ONU, de los Estados, de las grandes corporaciones y de los bancos mundiales, hay todavía una parte de poder (y en igual medida una parte de esperanza) que reside en la ciudadanía. Las invitaciones a la acción —“Act Now”, “Sin Excusas”, “Tú también transformas”, “Cosas que puedes hacer desde el sofá”…— interpelan a todos los habitantes del Planeta, pero de modo especial a los más jóvenes, protagonistas de movilizaciones como los Viernes por el Clima, #FridaysForFuture. Por primera vez, hartos de la estupidez de sus adultos, los adolescentes nos señalan el camino.

En las próximas semanas, iremos desgranando en este blog de EfeVerde los diecisiete ODS, sus metas y las acciones que tú y yo podemos hacer, también desde el sofá o en nuestras casas, desde la ducha de cinco minutos hasta moverse en bicicleta o transporte público, pasando por el reciclaje o la alimentación sostenible.

Para empezar, les invito a descargar en sus móviles la aplicación “ODS en Acción” y comenzar a trabajar codo con codo en la buena dirección. Los más vagos también encontrarán su rincón en la Guía de los vagos para salvar el mundo. En definitiva, el tiempo apremia y no hay excusa para no ponerse en marcha: yo también prendo en mi solapa la insignia de color de Pepu y Amina, la pizza arco iris de los ODS. ¡Arriba las ramas!

@ValentinCarrera

Enlaces de interés:
Web de la ONU sobre los ODS.
—Descarga la app ODS en Acción.
­—Alto Comisionado de España para la Agenda 2030.
Guía de los vagos para salvar el mundo.