* No salir en la web del PSdeG empieza a ser una buena noticia

Si el PSdeG no fuera un partido cainita en proceso concursal de autoliquidación y suicidio, dejando huérfanos para las dos próximas legislaturas a los votantes socialistas, esta semana habría centrado su atención pública no en la martingala de las primarias, que no interesa a nadie más que a sus propios ombligos, si no en una importante noticia de raíces socialistas gallegas y de ámbito, alcance y repercusión europea.

Pero, como el PSdeG es un partido cainita en proceso concursal de autoliquidación y suicidio, hace luz de gas a la noticia, que este cronista y el Parlamento Europeo consideran de verdadero alcance ciudadano: “El socialista español Antolín Sánchez Presedo ha sido el ponente responsable de negociar la futura directiva europea por parte de la Eurocámara”. [Ver la noticia en la web del Parlamento Europeo. Ni una palabra en la web del PSdeG].

En efecto, la Unión Europea prepara una nueva directiva comunitaria sobre créditos hipotecarios, ¿les suena el asunto?, “con la que pretende asegurar una mayor protección al deudor hipotecario, suprimiendo de los contratos las cláusulas abusivas”. Han sido dos años de negociaciones entre los Veintisiete, la Comisión Europea y el Parlamento, que el pasado lunes dieron luz verde a la nueva ley o directiva, cuyo ponente ha sido un europarlamentario gallego, de Betanzos, concretamente.

La nueva directiva de la que Sánchez Presedo ha sido relator impone en los futuros contratos hipotecarios requisitos como la información previa, la prohibición de vinculación a otros productos o servicios financieros, la flexibilidad para amortizar deuda, la dación en pago acordada entre las partes y otros muchos matices que evitarán el abuso continuado por parte de la banca que todos sabemos.

No he escuchado al enredador Paco Vázquez, al trilero Pachi ídem; a la media docena de candidatos emergentes, a los dos expresidentes de la Xunta, a los alcaldes imputados, al exministro aparcado, al Dux de Vigo… ¡a nadie!; no he escuchado a nadie del PSdeG reconocer, felicitar, aplaudir públicamente este trabajo parlamentario de un compañero suyo que beneficia a millones de ciudadanos europeos y, directamente, a miles de familias gallegas afectadas por la hipoteca y en expectativa de desahucio.

¡Enhorabuena a Antolín Sánchez Presedo!: en estos momentos, no salir en la web de su propio partido empieza a ser una buena noticia.

Ver en Galicia Confidencial