Mis hijas duermen profundamente y yo pongo en orden mi mesa virtual: anoche tuvimos una velada emocionante, lloré como magdalena: vinieron a Santiago LOS MAYALDE (búscalos en la red, mira sus vídeos). Son un grupo musical de Salamanca, increíbles, amigos desde hace más de veinte años. Eusebio y Pilar, y ahora cantan con sus hijos, Laura y Arturo, y María al control, toda la familia en el escenario, tocándote el alma, la fibra sensible… el concierto en A Quintana me tuvo en un ay, ¡tantas emociones y recuerdos!

Luego vinieron a casa, eran cinco y nosotros otros cinco, ¡campamento!, camas por el suelo, mantas, sacos de dormir, cuando se quiere, se puede, y la casa es el hogar del corazón; traían setas recién cogidas en el campo, corté de mi huerto unas ramas de perejil fresco y oloroso, tacataca, cortadito, ajo, perejil y las setas salteadas jugosas, un placer de dioses, que no se compra con dinero. Traían embutidos caseros de los de morirte, chorizo y salchichón de Aldeatejada, que hacen ellos de su propia matanza.

Cantamos, reímos, lloramos, Sandra y Alicia felices de ser las anfitrionas, compartiendo la mesa, que convierten de inmediato en tambor, caja de percusión, los ritmos, las letras que cantaban nuestros abuelos, con cucharas, con unos vasos, «en el pueblo de la Maya…». Ufff.

Al día siguiente, las pajareras madrugaron y se fueron a escuchar pájaros a la isla de Cortegada y los Mayalde partieron en su furgoneta mágica hacia Madrid, a seguir regalando risas y sonrisas, compartiendo la sabiduría vieja de quien sabe escuchar a los pastores, de quien lee en el libro abierto de las manos añosas, de quien conoce el trote de los caballos, el rincón de las setas en el bosque y el sabor del vino en la bodega, siempre compartido.

Las chicas siguen durmiendo, felices. Yo escribo y pienso. Siempre pienso; a veces, escribo.

Más sobre Mayalde: web
síguelos en Facebook
en Youtube: La boda de la pulga y el piojo
Un día en la vida de los Mayalde
Crónicas TVE2: La criba de la tradición