Capítulo 2. El agua, fuente de la vida. Desiertos y oasis. El cambio climático. Sed. La tierra, herencia para nuestros hijos.

*SERIE INCORPORADA AL CATÁLOGO DE LA UNESCO

El agua es el oro del futuro. En este capítulo la reflexión brota fresca como el agua en un manantial. La narradora de Linatakalam encuentra, paseando por la playa, una lámpara mágica de Aladino que no da oro, joyas o dinero ni regalos para el enriquecimiento personal. La lámpara mágica solo concede beneficios colectivos. Y nuestra narradora pide un deseo: que se apague la sed en el Mediterráneo.

Este capítulo de Linatakalam dibuja el mapa de la sed –de la sequía y sus causas económicas, políticas y ecológicas-. También se habla de los programas de cooperación y del tribunal más antiguo del mundo, el Tribunal de las Aguas, instituido por los árabes en Valencia hace más de seiscientos años. Imágenes de la albufera de Valencia, las salinas de Sicilia o las fuentes del Magreb nos ayudan a reflexionar sobre el agua y sobre las posibilidades de vida en el Mediterráneo, que sufre una brutal agresión ecológica. El clarinete que honra los restos de un naufragio en el puerto de Palermo interpreta la balada del mar muerto, símbolo de esta destrucción.

Se habla, pues, del agua como ese bien colectivo, que no tiene por qué ser escaso. Del agua como factor de riqueza y desarrollo y, también, si no dialogamos serenamente, como elemento de confrontación entre el norte y el sur. Para resolver la sed del Mediterráneo, hablemos.

2. THE GOLD OF THE FUTURE

Water, fountain of life. Deserts and oasis. The climatic change. Thirst. The Earth, our children’s heritage.

Water is the gold of future. In this chapter reflection springs as fresh as the water of a fountainhead. While walking along the beach Linatakalam’s narrator finds Aladino’s  magic lamp but it doesn’t grant gold, jewels, money or presents destined to make you rich. This magic lamp only grants collective benefits. Our narrator only asks for a wish: to stop the thirst along the Mediterranean.

This chapter draws the map of the thirst – drought and its economic, political and ecologic causes-. It is also about cooperation programs and the world ‘s oldest Court, the Court of Water, instituted by Arabs in Valencia more than six hundred years ago. Images of Valencia’s Albufera, Sicilia’s Salinas or Magreb’s fountains help us to think about water and the possibilities of life in the Mediterranean, which is suffering from a brutal ecological aggression. The clarinet that honours the rests of a shipwreck in Palermo’s harbour performs the ballad of the dead sea, simbol of this destruction.

It talks about water as a colective good which shouldn’t be necessarily scarce. The water as a factor of richeness and develompment and also, if we don’t have a quiet conversation, as an element of confrontation between north and south. To solve the thirst in the Mediterranean, let’s talk.

[Galería: ilustraciones del artista marroquí Raiss el Fenni].