El Bierzo, toda la cultura berciana, tiene una deuda de gratitud pendiente con una de las personas que más ha hecho internacionalmente por nuestra tierra: el profesor Picoche.

Jean-Louis Picoche es un hispanista francés, nacido en París en 1931, dos veces doctor por la Universidad de la Sorbona, que en 1962 comenzó a trabajar sobre el Romanticismo español en la Universidad de Dijon, cuando los estudios sobre Gil y Carrasco era casi inexistentes. Tras diez años de investigación, con numerosos viajes al Bierzo, Astorga y Madrid, presentó su tesis en la Sorbona en 1972: “Un romantique espagnol: Enrique Gil y Carrasco”, de la que editorial Gredos publicó un resumen que ha sido la obra indispensable de consulta sobre Gil en los últimos treinta años.

En 1986, Picoche publicó en Castalia su edición crítica de “El Señor de Bembibre” y en 2015 fue presidente de honor del Congreso Internacional «Enrique Gil y Carrasco y el Romanticismo», al que no pudo asistir por motivos de salud, pero recibió el homenaje de sus discípulos. Y ahora, a sus 88 años, acaba de regalar al Bierzo nada menos que la primera y única traducción al francés de la novela de Gil, Le Seigneur de Bembibre, que el próximo jueves presentaremos en la Casa de León en Madrid.

Leer artículo completo en La Nueva Crónica.