—Señor cajista, póngalo en cursiva: El Tigre.
Ah, que ya no hay tipógrafos en los nidos de hogaño, habrá que prevenir al editor de cierre quién es el tipo que más sabe de cine y fotografía a este lado del Mississippi. O quizás el linotipista electrónico estudió en Salamanca y tuvo la suerte de conocer a Juan Antonio Pérez Millán: el amante del patrimonio audiovisual que levantó a pulso la Filmoteca de Castilla y León.
En este país de ingratos y olvidos, si no eres futbolista o torero, me he propuesto abrazar con gratitud, ¡en vida!, a personas de extraordinaria calidad humana cuyo ejemplo me ha abierto caminos y trazado horizontes: maestros de la vida. Entre los imprescindibles, abrazo hoy en la distancia a Juan Antonio Pérez Millán, codirector de mi tesis, sin cuyo apoyo no hubiera editado Álbum del Bierzo o la fotografía de Winocio Testera, treinta mil negativos depositados en la Filmoteca gracias a su tesón, como los de Ansede, Gombau, Larraz, Kent, Adelino Pérez y tantas otras colecciones conseguidas por Juan Antonio.

Infatigable profesor y crítico de cine, Pérez Millán impulsó la Filmoteca de Andalucía, la Filmoteca Nacional y la de Salamanca, cuyo Ayuntamiento acaba de concederle la medalla de oro. ¡Qué menos para quien rescató las conversaciones de Salamanca y deja a la ciudad un legado de artilugios para fascinar!, la completa colección de cámaras mágicas de Basilio Martín Patino, cuya obra audiovisual estudió a fondo en La memoria de los sentimientos. Aún recuerdo la emoción con que me descubrió sus “nuevos” documentales: El grito del Sur, sobre la masacre de los anarquistas en Casas Viejas. Si aman el cine, háganse un favor: vean el documental “inventado” de Patino.
Fascinado por la fotografía y sus artilugios, Juan Antonio se pasó treinta años peleando con políticos miopes para rescatar fondos, archivos históricos, colecciones familiares. Le debemos la herencia de haber salvado cientos de miles de negativos preciosos para nuestra memoria, sin la que no somos nada. Y le debemos habernos enseñado el camino. Ponlo en cursiva, cajista, El Tigre: quizás ahora que ha decido entregarse al júbilo, Clint Eastwood lo fiche para el remake algecireño de Sin perdón.

La Nueva Crónica, 6 de julio de 2014
Retrato de Enrique Carrascal
Libro La memoria de los sentimientos
Libro Pilar Miró, directora de cine

Homenaje a Juan Antonio Pérez Millán
«El cine es la memoria de la vida y de la historia»
Medalla de Oro de Salamanca
Filmoteca de Castilla y León

Casas Viejas: