Cuando ongs como Bierzo Aire Limpio, Ecologistas en Acción o Greenpeace, y muchas personas preocupadas por nuestra salud y la del planeta, estamos contra la incineración de neumáticos —como la que pretende Cementos Cosmos en el centro del Bierzo—, hay quien nos acusa de impedir la creación de puestos de trabajo. Pues bien, aquí tienen nuestras dormidas autoridades un reto: en vez de una incineradora tóxica, propongan ustedes una planta de reciclaje de neumáticos, pero no en el centro de la vega, sino en el emplazamiento adecuado, un polígono industrial.

Si quieren puestos de trabajo duraderos y sanos, sostenibles a medio y largo plazo, propongan una industria de la economía circular, respetuosa con el medio ambiente y sin daños colaterales. ¿Por qué, pudiendo impulsar en El Bierzo una industria limpia, de economía circular, vamos a tener que sufrir una vez más la huella de la bota colonial? ¡Arriba las ramas!

Leer el artículo completo en La Nueva Crónica.

Links:
Signus
Blog Almacén nuclear