«Tú, gitana que adivinas, me lo digas, pues no lo sé, si saldré de esta aventura o si en ella moriré. Si en ella pierdo la vida o en ella triunfaré”, canta la nueva voz femenina de Luar na Lubre que hoy inicia su propia campaña, musical, en ese programa de TVG, Luar, que lleva veinte años ganando la votación popular por mayoría absoluta. Viene hasta en la frikipedia [http://www.frikipedia.es/friki/Luar] que es el lugar natural donde debería alojarse la campaña electoral que empezó ayer y que se nos antoja friki, friki, friki.

Basta ver su algoritmo 20N: la fecha fatídica de la muerte de José Antonio Primo de Rivera (fundador de Falange, porque a estas alturas ya nadie se acordará) y de Francisco Franco, caudillo de España por la Gracia de Dios. La misma terrible fecha en que Diana de Gales confesó públicamente en TV que había cometido adulterio. Y va Zapatero y escoge el 20N para su suicidio colectivo: yo me suicido; tú, Rubalcaba, te suicidas, el PSOE se suicida, nosotros nos suicidamos, vosotros os suicidáis, ellos arrasan.

Por si eran pocas las malas noticias, la campaña se desayuna con el estudio nº 2.915 del CIS que profetiza 121 escaños del PSOE frente a 190 del PP, que en Galicia se traduce en 15 diputados para el PP, 6 para el PSdeG y 2 para el BNG. Dicho en titulares, suena a catástrofe, pero el PSOE “solo” pierde un diputado por provincia y el BNG, contra pronósticos agoreros, mantiene su suelo.

Con los datos se pueden hacer cábalas: en las Municipales de Mayo, el BNG tuvo 261.000 votos, poco menos que en las Autonómicas del 2009 y cincuenta mil votos más que en las Generales de 2008. Todo indica que el BNG resistirá, frente a un PSdeG que se desploma desde los 750.000 votos en 2008 a los 482.000 del 2009 (29% de los votos, es decir, el mismo porcentaje que ahora le pronostica el CIS) y que, en la peor de las pesadillas para los de Pachi, el PSdeG podría repetir suelo con los 411.000 votos que obtuvo en las recientes Municipales.

En cuanto al PP reunificado y de las JONS, resuelto el tumor baltárico, cabalga sobradamente sobre la ola camino de convertirse en el partido hegemónico de Galicia, el PRI que agradará a los inversores mejicanos cortejados por Feijóo, dejando a PSOE y BNG con poder residual para otra década.

Tales son las previsiones del primer día, pero hasta el rabo todo es toro y, como la campaña y sus protagonistas parecen vivir en el mundo de Yupi y aún no han escuchado ni un poquito la voz de la calle, podría pasar de todo. El 15M y el 15O están vivitos y coleando.

Mientras, en el paisaje de la estulticia electoral se yergue con jactancia propia la figura ecuestre de Abel Caballero, multado por la Junta Electoral, por chulo. Y a Pepe Blanco, por si no tuviera bastante con defender como un campeón su honradez ante el Supremo, también le denuncian por visitar la catedral de Lugo. ¡Que ya no puede uno ni siquiera ir a misa en campaña!