―¿Se imaginan a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llevando la pancarta de la Mesa por España con Casado, Arrimadas y Abascal?

Solo falta que venga también a Ponferrada el consejero de Fomento, Suárez-Quiñones, para que la fiesta sea completa.

 

[…] Miren ustedes: esto es igual de clarito que las movilizaciones del 8 de marzo: los machistas no son bien recibidos. Una Mesa por León, o una Mesa por El Bierzo, con los mismos que durante 33 años han demostrado que carecen de proyecto para Castilla, para León y para El Bierzo suena a más de lo mismo: postureo.

En este final de ciclo ­―de un ciclo agotado y cargado de corrupción―, cabe esperar algo más de los sindicatos de clase (algo más que sentarse a la mesa con los señoritos) y algo más de los partidos de izquierda, en concreto PSOE y Podemos, que en el ámbito estatal están plantando cara a la derecha extrema de PP y Cs y a la extrema derecha de Vox.

¿Se imaginan a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llevando la pancarta de la Mesa por España con Casado, Arrimadas y Abascal? O estás en la foto de Colón, o estás en la foto de los derechos ciudadanos, la transición ecológica, el feminismo y la igualdad. Y no se equivoquen, aquí el trío de Colón es el trío Mañueco-Igea-Quiñones: algunos tienen más fotos con ellos que con sus hijos.

En este final de ciclo, los sindicatos de clase y los partidos progresistas no pueden sostener ni un segundo más al PP de Castilla y León, avalando decisiones terribles para León y El Bierzo: su despoblación, sus basureros, su aniquilación de la sanidad pública, su modelo de industria colonial, léase Cosmos y Forestalia; sus políticas forestales eucaliptizando y arrasando los montes; sus macro granjas, su ley de caza, sus subastas corruptas.

Quienes en León (solo o con leche) y en El Bierzo (con mala leche o solo) se hagan el próximo domingo 16 la foto de Colon ―que aquí será la foto de Santo Domingo o de Lazúrtegui―, habrán traicionado una vez más a sus votantes y a su tierra.

Leer artículo completo en La Nueva  Crónica.