* Al igual que Feijóo con Dorado, si Orozco no se enteró, tenía obligación de enterarse de la mierda que olía fresca a su alrededor y, si de verdad no se enteró, más que inocente, es un incompetente.

La jueza de Lugo Pilar de Lara, instructora del caso Pokemon ha dictado un auto secreto cuyo contenido ha sido publicado ya en todos los medios de comunicación con lujo de detalles. Dieron la exclusiva el martes 14 los medios de Prensa Ibérica, La Nueva España, La Opinión y Faro de Vigo, que puede resumirse en este titular: “La empresa asturiana del caso Pokémon pagó 2.000 euros al mes al alcalde de Lugo”.

Esa misma mañana, José López Orozco, alcalde de Lugo y presidente del PSdeG-PSOE, denunció en rueda de prensa: a) que es inocente; b) que se siente desamparado y laminada su presunción de inocencia; c) que ha denunciado la violación del secreto de sumario, pidiendo que se investiguen las filtraciones.

De paso, anunció a los periodistas la “ampliación de una querella contra los tres periódicos citados”. Al día siguiente nos desayunamos con la noticia a toda plana, dos páginas en La Voz, cuatro en El Progreso, etc., de modo que la rueda de prensa exculpatoria del Alcalde se diluye en el eco-eco demoledor.

Sin tiempo para matar al mensajero, que fue su primera reacción, y ante la perspectiva de tener que querellarse uno por uno contra todos los medios de comunicación del país, el Alcalde convocó el miércoles una segunda rueda de prensa en la que corrige el tiro y apunta directamente al corazón de la jueza De Lara. Es público que sus relaciones personales son de odio declarado; Orozco emplazó a la jueza a levantar el secreto del sumario “antes del próximo sábado 18 o acudirá ante el TSXG”. Supongo que De Lara pedirá a su vez amparo y dirá que se siente coaccionada… o tal vez sea más inteligente y no entre al trapo.

Mientras todo esto ocurre en Lugo (aunque la web municipal no dice ni mu de un asunto que afecta seriamente al funcionamiento del Concello y al prestigio de la ciudad), agentes al mando de la misma jueza registran de nuevo los domicilios del exalcalde socialista de Ourense y el caso Pokemon sigue creciendo como una hidra que amenaza con estrangular el municipalismo socialista gallego durante la próxima década.

Entretanto, ¿quién filtró el auto super secreto conocido solo en sede judicial por tres o cuatro personas? ¿Con qué interés lo hizo? En términos de miseria política, la filtración beneficia al PP y perjudica al PSOE; pero de rebote, no se olvide que Orozco es valedor del candidato socialista Besteiro y, por tanto, tocado y hundido el buque insignia de Lugo, Pachi Vázquez se alzará con el santo y la limosna.

En términos judiciales, el asunto huele mal y pinta cada día peor para Orozco, cada vez más acosado. Yo sí le creo, como acto de fe (“fe es creer lo que no vimos”); pero si Orozco no metió un céntimo ilegal en su bolsillo, tiene una gravísima responsabilidad in vigilando, se mire por donde se mire. Es el mismo argumento usado contra Feijóo en su relación con Dorado. Si no se enteró, tenía obligación de enterarse de la mierda que olía fresca a su alrededor y, si de verdad no se enteró, además de insensible e imprudente, es un incompetente. Eso lo sabe cualquier alumno de Filosofía en Bachillerato. Que corran las listas.

Leer en Galicia Confidencial
Imagen: Agencia Ciudadana